Warning: Undefined array key "@id" in /home/thinyemz/enguardia.org/wp-content/plugins/seo-by-rank-math/includes/modules/schema/class-frontend.php on line 252
Press "Enter" to skip to content

Los Testigos de Jehová se equivocan por completo

por David J. Stewart (Jesus is Precious)

«El camino de los impíos es como la oscuridad;
No saben en qué tropiezan» Pr. 4:19

Los Testigos de Jehová (TJ) caminan en la oscuridad, y lo han hecho desde que fueron fundados en 1874 por Charles Taze Russell. Hay pocas religiones en el mundo que superan a los Testigos de Jehová en su mala comprensión de la Palabra de Dios. Están equivocados en incontables temas bíblicos. Niegan la resurrección corporal de Cristo, enseñando en cambio que sólo resucitó el espíritu de Jesús. Niegan la persona del Espíritu Santo, enseñando en cambio que Dios el Padre no tiene un Hijo biológico literal. Niegan la deidad de Cristo, afirmando en cambio que el arcángel Miguel se convirtió en Jesús (como uno de los hijos de Dios). Los Testigos de Jehová enseñan que Lucifer y Jesús son hermanos angelicales. ¿Qué retorcido está esto hasta ahora?

Aún hay más. Los TJ retuercen la enseñanza bíblica de que «la vida de la carne está en la sangre» (Levítico 17:11), llevándolo por completo a otro nivel, negando las transfusiones de sangre a los miembros enfermos de los TJ. Muchos Testigos de Jehová han muerto durante el último siglo como resultado de su rechazo al tratamiento médico disponible. Los avances médicos modernos son una bendición de Dios, que como cristianos debemos recibir con alegría.[1] Por supuesto, la industria farmacéutica actual es un gran fraude, del que todos debemos desconfiar cuando se nos dan interminables recetas médicas. En última instancia, usted es su mejor médico.

Además, los Testigos de Jehová se niegan a luchar en el ejército, alegando que su lealtad debe ser solo para Dios. No jurarán lealtad a la bandera de los Estados Unidos. Los Testigos de Jehová son pacifistas, no están dispuestos a pelear. [2] Una vez le pregunté a un testigo de Jehová qué haría si lo atacaba un agresor y me dijo: «Llamaría a la policía». Así que le pregunté si creía que los policías deberían ser Testigos de Jehová. No pudo contestarme. ¡Las extrañas creencias de los Testigos de Jehová solo funcionan para los Testigos de Jehová! Bíblicamente, debemos obedecer a Dios antes que a los hombres, pero no hay nada de malo en dar lealtad a un equipo de béisbol, a una escuela o a la nación.

¿Jesús regresó en 1914?

Los Testigos de Jehová enseñan de manera equivocada que Jesús comenzó a reinar en el cielo en el año 1914 d.C. Creen que fue en ese momento que Cristo regresó invisiblemente a la tierra (Usted Puede Vivir Para Siempre En El Paraíso En La Tierra, p. 147), y que Cristo está estableciendo su reino terrenal únicamente a través de la organización de los Testigos de Jehová. Los Testigos de Jehová creen que las dos Guerras Mundiales fueron manifestaciones externas de la guerra espiritual causada por el regreso invisible de Cristo, luchando contra las fuerzas de Satanás. Por supuesto, nada de esto se enseña en ninguna versión de la Biblia, ni siquiera en la corrupta «Traducción del Nuevo Mundo» de los Testigos de Jehová. Fue el fundador hereje de los Testigos de Jehová, Charles Russell (1852-1916), quien fabricó estas doctrinas hechas por el hombre. Hablando con cariño: la religión de los Testigos de Jehová es del Diablo.

A continuación podemos leer una cita inquietante publicada por los Testigos de Jehová:

«No lleguen a la conclusión de que hay diferentes vías o caminos que pueden seguir para obtener vida en el nuevo sistema de Dios. Sólo hay uno. Solo hubo un arca que sobrevivió al Diluvio, no muchos barcos. Y habrá una sola organización, la organización visible de Dios, que sobrevivirá a la “gran tribulación” que se acerca rápidamente. Simplemente no es cierto que todas las religiones conduzcan a la misma meta (Mateo 7:21-23; 24:21). Tienes que ser parte de la organización de Jehová [TJ], haciendo la voluntad de Dios, para recibir su bendición de vida eterna. —Salmos 133:1-3.» (Usted Puede Vivir Para Siempre En El Paraíso En La Tierra, p. 255)

Como acaba de leer por sí mismo, los Testigos de Jehová creen que ellos son los únicos que se salvarán. ¡A menos que te unas a la organización visible de los Testigos de Jehová, no eres salvo, dicen! Si investigas más sobre su falsa religión, descubrirás que consideran que «hacer la voluntad de Dios» (como acabas de leer) incluye: el bautismo en agua, la vida santa, el tocar puertas, el unirse a la organización de los TJ, etc. (páginas 250-252).

«Sin embargo, se necesita más que fe. También tiene que haber obras para demostrar cuáles son sus verdaderos sentimientos acerca de Jehová (Santiago 2:20, 26). ¿Has hecho cosas para demostrar que lamentas haber fallado en el pasado en hacer lo correcto? ¿Te has apartado para arrepentirte o has hecho cambios para armonizar el curso de tu vida con la voluntad de Jehová?» (Usted Puede Vivir Para Siempre En El Paraíso En La Tierra, p. 250)

Amigo, lo que acabas de leer es un falso plan de salvación. Es otro evangelio (2 Corintios 11:3-4). La Biblia pronuncia una maldición de Dios sobre cualquiera que predique un evangelio corrupto:

«Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.» (Gálatas 1:6-9)

¡Lamentablemente, los testigos de Jehová están malditos! Lo digo con el amor de Cristo. No tengo malas intenciones hacia ningún Testigo de Jehová. Mi predicación es estrictamente en contra de las falsas enseñanzas de los Testigos de Jehová, las cuales son expuestas al hacer brillar la luz de la Palabra de Dios sobre ellos. Efesios 4:15 dice: «sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo».

Bíblicamente, «el Evangelio» se define como la muerte de Cristo en la cruz por nuestros pecados, Su sepultura y resurrección corporal tres días después (1 Corintios 15:1-4). Si reconoces que eres un pecador culpable a los ojos de un Dios santo (Romanos 3:19), y crees en el Evangelio, entonces eres salvo de inmediato y para siempre (Romanos 1:16; Marcos 1:15; Filipenses 3:9; Gálatas 3:26; Romanos 10:3-4; Efesios 2:8-9).


  1. El tema de las transfusiones de sangre debería tratarse con cuidado. Lo cierto es que un creyente (así como cualquier otra persona) tiene toda la libertad para aceptar o rechazar las transfusiones de sangre. El problema con los Testigos de Jehová es que su rechazo va más allá de la simple objeción de conciencia; ellos lo han convertido en un dogma. Es importante enfatizar esto, pues la simple crítica no solucionará nada. 
  2. Hay muchos creyentes (no Testigos de Jehová) que son pacifistas. Al igual que las transfusiones de sangre el pacifismo es un tema de objeción de conciencia. Es importante ser respetuoso sobre este tema, pues esto no conduce a nadie al infierno. No obstante, debemos enfatizar también aquí que el pacifismo o patriotismo no debería ser un dogma. Es aquí, de nuevo, donde fallan los Testigos de Jehová.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.