Warning: Undefined array key "@id" in /home/thinyemz/enguardia.org/wp-content/plugins/seo-by-rank-math/includes/modules/schema/class-frontend.php on line 252
Press "Enter" to skip to content

Nota de fallecimiento—Falleció la Sra. Reunión de Oración

Publicado originalmente en la revista Amados, 1960

Falleció recientemente en la iglesia Abandonada, de la avenida Mundana, al lado de los Placeres, la Sra. Reunión de Oración. Nació hace muchos años en medio de grandes avivamientos espirituales, teniendo muy fuertes y saludables principios, alimentada principalmente de un buen testimonio de fe y santidad personal, de acuerdo con las enseñanzas y preceptos bíblicos. Tuvo gran influencia en todo el mundo, siendo uno de los principales elementos de la familia de Dios. 

Durante los últimos años, la hermana Reunión de Oración andaba con la salud muy baja, sin fuerza y sin vigor, no teniendo quien la amparase, fue enflaqueciendo gradualmente hasta el punto de quedar inválida, sin nadie a su lado, sus síntomas cada vez peores. Fueron rigidez en sus rodillas, frialdad en el corazón, indiferencia en la actividad y sin ningún atractivo. 

Las últimas palabras que profirió fueron: «¿Dónde están los que en otro tiempo me alimentaban y de mi vivían?» De hecho sus entes más queridos la abandonaron poco a poco, pues estaban demasiado ocupados con sus negocios y placeres.

Su hermana más vieja, Reunión de Estudio Bíblico ya falleció, por tres cuartos de lo mismo hace ya muchos años. Su hermana más joven se hizo una operación de cirugía plástica y está viviendo con sus primos, Reunión Social y Reunión Deportiva.

Los médicos especialistas, Dr. Obras, Dr. Reforma y Dr. Unión no estuvieron de acuerdo en la autopsia sobre las causas de la muerte, pues anteriormente le habían dado a Dña. Reunión de Oración grandes dosis de organización, reuniones sociales, concursos, algunos paseos y hasta incluso una inyección de política. Como la autopsia reveló falta de alimento espiritual con falta de celo, de fe y de humildad por parte de los acompañantes, se piensa que estos han sido los causantes de su muerte, no otras causas. 

El día de su muerte poquísimas personas estuvieron presentes y dos o tres fieles hablaron sobre la memoria de su antigua belleza y poder. El príncipe Diablo unió orden a sus ángeles para que llevaran la caja lo más aprisa posible y depositaran sus restos mortales en el Cementerio de las Desilusiones. No hubo flores ni nadie cantó «Roca de la Eternidad» o «Dios es siempre Fiel».

El cuerpo yace en el cementerio, en el ala de Glorias Pasadas. En honra de su fallecimiento la iglesia cerró sus puertas los miércoles de cada semana, excepto los últimos de cada mes en que la Sociedad de Ágapes y Refrescos da su fiesta social.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *